Blumos-blanco

LA INFORMACIÓN DE HOY PARA
CONSTRUIR UN FUTURO SUSTENTABLE, INTEGRADO, CREATIVO E INNOVADOR

octubre 5, 2021

Tendencias del consumidor de vino en la era COVID-19

Nuevos hábitos sociales

La pandemia por Covid-19 sin duda ha cambiado para siempre las rutinas y las formas de socializar de todo el mundo. Salir a un restaurante, ir a una discoteca o reunirse con amigos se ha vuelto menos frecuente que antes por la restricciones sanitarias.

Durante una primera etapa de cuarentenas y con las incertidumbres generadas por la pandemia, el consumo de vino en casa ha experimentado un crecimiento considerable relacionado a los nuevos hábitos sociales a los que la sociedad se está adaptando, que involucran reuniones más discretas, perfectas para abrir y disfrutar una botella de vino.

A pesar de las incertidumbres, la fidelidad del consumidor de vino no cambia, sino que aumenta y este famoso alcohol de fruta sigue siendo prioridad y se posiciona como la bebida ideal para tomar al final del día y relajarse después de la jornada de teletrabajo.

La nueva generación tendencia

El perfil del nuevo consumidor de vino es más consciente, ahorrador, y hogareño. La nueva generación fanática de los vinos son los millennials, ya que un estudio realizado en Estados Unidos y Reino Unido, indica que son ellos los que más adquirieron el hábito de beber alcohol en casa.

Una generación preocupada por el medio ambiente y la sostenibilidad de los productos que compra y consume. El consumidor de vino valorará positivamente todas las acciones en este ámbito, como el ahorro energético, los cultivos ecológicos o los envases reciclables que le puedan ofrecer.

Los hábitos económicos también han cambiado dramáticamente producto de la pandemia y los consumidores de vino han velado por ahorrar adaptándose a la nueva realidad. Los índices señalan que los consumidores han reducido su gasto por botella e incluso han preferido vinos locales para ayudar a la economía del sector y del país.

Ventas online

Son justamente esta nueva generación la que está impulsando las compras de vino por internet, porque si bien aumentaron su consumo de alcohol en casa, también aumentaron la cantidad de compras a través de internet, ya sea para hacer las compras del supermercado como también para adquirir ropa, muebles y vino, entre otros.

Las nuevas tecnologías hacen posible adaptarse a los cambios en el mercado. La industria del vino se abre camino a los procesos productivos digitalizados, el análisis de datos, etiquetas inteligentes, implementación tecnológica en los viñedos o la realidad virtual en las experiencias enoturísticas abren vías de crecimiento para las bodegas, reinventando la propuesta de valor y acercando a la industria a un consumidor más amplio y exigente.

Ir a Arriba