Blumos-blanco

LA INFORMACIÓN DE HOY PARA
CONSTRUIR UN FUTURO SUSTENTABLE, INTEGRADO, CREATIVO E INNOVADOR

septiembre 27, 2021

El auge de la carne híbrida

¿Por qué estamos dejando de comer carne?

Actualmente la sociedad está cambiando. Muchas personas están dejando de comer carne y productos cárnicos, por razones de salud, ambientales e incluso éticos. Comer carne es una de las tradiciones más antiguas que existe en el mundo, es casi un acto primitivo, algo que, según la cadena alimenticia, es correcto. Pero en el mundo actual el escenario es diferente.

La ganadería es una de las industrias más contaminantes del mundo. Según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) el sector ganadero es el responsable del 14,5% de todas las emisiones de gases de efecto invernadero. Además, según cifras del Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA), producir un kilo de carne de vaca requiere 13.000 litros de agua, mientras que para producir un kilo de legumbres se necesitan sólo 50 litros.
En cuanto a dejar de comer carne por razones de salud, es importante mencionar que la Organización Mundial de la Salud declaró a los productos cárnicos procesados como carcinógenos para humanos y llamó a reducir su consumo. Y como última razón, se encuentra el conflicto ético que le genera a muchas personas el comer carne animal, defendiendo la vida y libertad animal desde hace muchos años.

La tecnología de la carne

No todas son malas noticias, porque para los amantes de la carne, su sabor, ahora existen alternativas innovadoras, sustentables y deliciosas. Gracias a los avances de la tecnología ahora es posible consumir productos mitad cárnicos, mitad vegetal. Ya que, si bien muchas personas no quieren perder las proteínas de la carne de vaca, muchas quieren disminuir su consumo y complementarlo con proteína vegetal.
Cambiarse a una dieta basada en plantas y vegetales no es fácil y mucho menos rápido. Es por esto que hace un par de años en varios países se está empezando a implementar la venta de productos que contengan tanto productos animales como vegetales, por ejemplo, albóndigas con champiñones.
Esta alternativa nace porque disminuir el consumo de carne es muy importante para los consumidores, y están en busca de nuevas alternativas innovadoras que puedan satisfacer sus necesidades. Esta estrategia híbrida le da permiso a los flexitarianos para que puedan comer sus productos favoritos, como carne de vaca, pero de manera sustentable, saludable y sin sentir culpas.

La mezcla del futuro

Sin duda esta nueva tecnología cambiará la producción de carne durante los próximos años, dando paso a una forma más sustentable y saludable de alimentación. El informe del Good Food Institute estima que los productos cultivados estarán compitiendo con ciertas carnes premium en los próximos tres años. Y un análisis de la consultora de gestión norteamericana Kearney prevé que la carne cultivada, podría ocupar hasta el 35 % del mercado mundial de la carne para 2040. El sueño de la carne sin animales parece estar cada vez más cerca de la realidad.

Ir a Arriba